Los psicólogos explican que un estado de calma ante momentos de riesgo, puede transformar la escena a nuestro favor y tener buen desenlace. Por el contrario, perder el control podría desatar la ira de los delincuentes y generar mayor violencia con probabilidades de agresión física, teniendo desenlaces graves.

 

Sabemos que es complicado y hasta imposible, anticipar el cómo reaccionaremos ante estos momentos. Una persona que afortunadamente jamás ha vivido esta terrible situación, no puede medir cómo reaccionaría; por eso queremos brindarte recomendaciones a seguir en momentos de robo, para que puedas tener control de la situación: 

 

  • No te muestres nervioso/a.
  • Evita el contacto visual.
  • Mantén la mirada baja.
  • No grites.
  • No salgas corriendo.
  • Trata de detallar algo que esté o estén utilizando, pero con la mirada baja; puede ser su ropa, el suéter o camisa que utilice. Sino, detalla un rasgo físico particular cuando tengas la oportunidad, procura hacerlo en diferentes momentos en los que la persona no te esté observando.

 

Esto lo puedes aplicar en diferentes modalidades de robo, tanto en la calle, como en el trabajo o hasta residencia; pero ¿qué pasa si eres cajero de una tienda y no hay un sistema de seguridad que te pueda ayudar en esos momentos?

 

Poner resistencia ante un robo, es un gran error. Estadísticamente las personas que pierden la vida en una situación como esta, es por evitar y forcejear con el malhechor.

 

Si usted se encuentra en el trabajo, solo, no hay cámaras, alarmas de seguridad ni alguna herramienta que lo pueda ayudar, fácilmente deberá entregar lo que le soliciten, no intente llegar a un consenso; ningún bien material es más importante que la vida.

 

Inmediatamente llame a las autoridades para denunciar, no se detenga a llamar a su jefe, o familiares para contarle lo sucedido, pues perderá valioso tiempo. Mientras más rápido sea el proceso mejor, ya que la información estará reciente, posteriormente si podrá llamar a los dueños del lugar y notificar el suceso.

 

Están robando en mi trabajo ¿Qué hago?

 

  1. Al igual que en cualquier robo, nuevamente insistimos en mantener la cama
  2. No te ofrezcas como voluntario. Sucede que pueden tener solo un objetivo por robar, y al mostrarte interesado, pueden obtener más de ti.
  3. Cumple lo que ellos digan.
  4. Notifícale al ladrón cualquier movimiento que harás.
  5. Aseguran los psicólogos, que repitir internamente frases motivadoras, te podrás tranquilizar. 
  6. Si no entiendes lo que te solicitan, trata de pedirles que lo repitan en un tono de voz bajo, no te alteres ni levantes la voz. 
  7. No realices preguntas fuera de contexto.
  8. Lleva en tu mente el registro de todo lo que hizo desde su llegada, eso también te mantendrá la mente ocupada y podrás ignorar el hecho en sí. De esta  forma podrás ayudar a los funcionarios.
  9. Al salir los delincuentes, cierre todas las puertas del local.
  10.  No toques nada en el lugar, sólo llama a las autoridades.

 

¿Cómo empleado puedo exigir medidas de seguridad en el trabajo al haber sufrido un robo?

 

Si, por supuesto. Si ya has sido víctima de un robo en tu lugar de trabajo, estas en todo el derecho de plantearle a los encargados o dueños, el que instalen un sistema de Circuito Cerrado de TV, Alarmas de Seguridad y todos los equipos que puedan ayudarte en situaciones como estas; allí radica la importancia de la sensación de seguridad, porque tu empeño laboral también dependerá de esto.

 

Y aunque no puedan estos sistemas evitar el robo, si disminuirán la probabilidad. Además al contar con ello, puedes estar más calmado durante el robo, porque sabes que se está grabando el momento, no tendrías por qué detallar ni registrar en tu mente todos los movimientos del delincuente y al momento de realizar la denuncia, más allá de solicitar los policías tus declaraciones, solicitarán la evidencia, que son los audios o videos que estarán disponibles de forma inmediata.

 

Técnica de visualización para calmarte

 

Si lamentablemente el robo se está extendiendo más de la cuenta, han pasado varios minutos y siguen ahí, ya eres un objeto más del lugar y no te están realizando preguntas, aprovecha mientras ellos tomen lo que buscan y piensa en cosas que te generen tranquilidad.

 

No vivas la escena al 100%, utiliza en el momento esta táctica que te alejará por un momento de la realidad y te estará ayudando además, al no hacer algo que pueda generar una reacción violenta.

 

 No muestres signos de estrés, porque lo notarán de inmediato. Mover muchos las manos o piernas, es un signo común de incertidumbre, preocupación o nervios; piensa en otra cosa, visualiza escenas agradables y aléjate mentalmente, de esta forma te relajarás y evitaras estos movimientos y quizás hasta tu apreciación sobre el tiempo cambie y  finalice más rápido este desafortunado momento.

 

¿Luego del robo es normal sentir pánico?

 

Sí, es totalmente normal. Generalmente al retirarse los agresores entrarás en pánico porque mantuviste la calma en momentos difíciles, ya llegó el momento de descargar toda la ansiedad y nervios que tienes acumulado.

 

Si sientes que necesitas terapia busca especialistas, el que los demás consideren que no fue algo tan grave o que no implica tanto estrés, no significa que sea cierto; sólo tú sabes lo que viviste y el cómo te está afectando.

 

No subestimes un robo o sus efectos, porque de esto dependerá tu comportamiento laboral, en la calle y hasta en casa.

 


 
   

Proteja lo suyo ¡No se arriesgue a perderlo!

Ver Servicios

Suscríbete a nuestro Boletín

Tenemos información importante, promociones e increíbles servicios